Somos conscientes de la importancia de la Educación Primaria.

Llegar al instituto con una buena base es imprescindible para afrontar la Educación Secundaria con garantías. Sabemos tratar a los niños, fomentar su autonomía, alimentar su autoestima y ofrecerles herramientas que les servirán durante toda su vida académica.
El juego es un recurso muy valioso a estas edades, pero una disciplina y un esfuerzo ajustados al nivel de maduración de cada niño pueden dotarle de habilidades decisivas para su éxito escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *